¿Necesitas ayuda?

BITÁCORA DE LA ARTESANA

FABIOLA CARUPIA

¿Quién eres?

Mi nombre es  Enembema Euma, mi nombre añadido como decimos nosotros, pues de paisa es  María  Fabiola  Carupia, yo soy Embera Eyabida, me gusta mucho la cultura de nosotros, porque de eso venimos nosotros. También me gusta mucho salir, compartir… Me gusta tener muchos amigos y también me gusta mucho enseñar a tejer. Me encantan los colores que nosotros manejamos, yo soy muy animosa, también me gusta mucho la parte de la naturaleza, por eso me gusta salir a pasear para conocer cosas diferentes.

Mi casa es donde yo habito, es mi riqueza, mi pensamiento está ahí en esa casa, mi familia, la tranquilidad de mis hijos, la tranquilidad mía, donde puedo estar en paz, con descanso. Todos los días le doy gracias a mi Dios y Pacha Mama y Madre Tierra y Padre Sol que eso es lo que da la fuerza para vivir, y Madre Agua, la naturaleza.

Yo soy de la comunidad Embera pero soy nacida en la montaña, yo no crecí en una comunidad, mi mamá y mi abuela nos levantaron solas en las montañas, nosotros andábamos como desplazados en ese tiempo, yo no podía ni siquiera salir al pueblo cercano. Nosotros somos de una comunidad indígena pero no era de un resguardo así  como está ahora que está muy organizado.

¿Qué te inspira?

En la espiritualidad está, digamos… los que nos acompañan, los espíritus de la naturaleza del agua, del sol, de todo lo que nos rodea; son puras almas de tierra y todo eso nos ayuda a vivir, desde el vientre de la madre uno viene preparado. 

Me inspiro en el significado de las plantas, el significado del agua, el sol, la luna, la protección, o en la piel de las mariposas o la piel de la culebra

Así uno va sacando los diseños y también pensando que las personas que compren las artesanías, compren por algo valioso, algo del universo, diseños que vienen ancestralmente; no diseños de ahorita, como ahora arman los diseñadores. Esto, lo mío, viene ancestralmente: de mis abuelos, de hace tiempos. El diseño que yo manejo con los colores fuertes, ese ha sido mi trabajo y siempre seguiré con esto.

¿Qué Creas?

Como yo trabajo con mi arte, eso para mí es como un psicólogo, mi artesanía. Porque yo trato de tejer lo que estoy haciendo: cambiar los colores, combinarlos, que todo quede bonito; y bueno con eso me tranquilizo con tanto problema. Cuando hago mis artesanías siento felicidad, alegría, porque uno está ahí armonizada con los espíritus y todo eso, entonces uno se siente muy acompañado de estar ahí con ellos compartiendo y ellos con uno. Entonces ese es mi sueño, mi trabajo… yo si me pongo algunas veces triste por cosas del mundo, cosas que le pasan a uno; pero cuando estoy tejiendo me siento feliz, esas son las cosas que dejaron mis ancestros. 

Desde que tenía siete años, mamá nos enseñaba a tejer esterilla, canastra, canastros, collares y manillas. Nosotros hacíamos todo eso pero no para vender, cuando le llegaba una visita a Mamita -como era médica tradicional-, ella le regalaba a los enfermos. Ella primero revisaba si venían con buena o intención o mala intención; o si nos venían  a matar. Si todo estaba bien nos decía  “bueno muchachitas, entonces vamos a tejer  manillitas porque vamos a regalarle un detallito”, y así…

Las manillas que mi abuela regalaba eran para protección, ya iban rezadas, ya iban conjuradas, es parte espiritual.

Información recolectada por:

Tatiana Isaza - Estudiante de La Colegiatura, Medellín - Colombia

Carrito de la compra

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Seguir comprando